¿Barcelona somos todos?

Deja un comentario

18 agosto, 2017 por AlbaChaparro

La barbarie se apoderó de Barcelona llevándose 13 almas y dejando más de un centenar de heridos. Miles de corazones están henchidos por la pena, pero no dejemos que la ira y el dolor envilezca nuestra tristeza.

Es deplorable leer hoy, un día de luto y desconsuelo, que si la causa del ataque es el separatismo, que si cómo se atreve Ada Colau a declarar en catalán y no en castellano, que si hay que echar a todos los moros… Deplorable, aciago e ignaro. Cuánto mal hace la ignorancia. Politizar algo tan serio como este ataque terrorista desde una perspectiva malintencionada y zafia sólo contribuye al caos, a desinformar y a extender el odio.

Respecto al surgimiento del DAESH hay que preguntarse más sobre la desestabilización de Irak (saludos a George Bush, Tony Blair y José María Aznar) que sobre el separatismo catalán. Habría que preguntarse si el DAESH surgió de la nada, o si Hussein lo mantenía contenido, o si existe algo de responsabilidad en un ejército iraquí mercenario y cobarde, o si tuvo algo que ver la desestabilizació del país que provocó la injerencia militar americana en el país asiático.

Respecto a estos terroristas de nuevo cuño habría que preguntarse su perfil, y por qué ese perfil coincide con migrantes de segunda generación que no siente arraigo por el país de acogida de sus progenitores (utilizando el islamismo como herramienta de cohesión social). Habría que preguntarse si esa falta de arraigo se da en más partes de España o si es algo endémico de Cataluña, si la causa es el independentismo catalán o el racismo inherente a nuestra sociedad, y si como país de acogida tenemos algo que ver en la falta de integración.

Respecto a la desestabilización de Siria y el armisticio de los “rebeldes moderados” (que acabaron siendo los terroristas del autodenominado Estado Islámico), cabe preguntarse el papel que desempeñó Arabia Saudí (un país, por otro lado, que mantiene una fantástica relación con la Casa Real española) en la financiación de las armas. Cabe preguntarse por qué de ese armisticio no se habla en los medios.

Respecto a indignarse porque Ada Colau y compañía hayan hablado en catalán en lugar de en castellano… ¿Realmente es tan importante -y tan exasperante- que Colau se haya expresado en su lengua materna? ¿De verdad que es eso de lo que querés hablar en estos momentos? No sé, 13 muertos y más de cien heridos… Igual las prioridades son otras.

Respecto a que haya que echar a todos los moros de España… En fin, habría que empezar a saber qué es un moro, un árabe, un musulmán, un islamista, un yihadista… Y aprender a diferenciar términos. Y aprender a distinguir a las personas. El populismo no es la solución ni para los que dicen querer reconquistar Al-Andalus, ni para los que quieren “echar a todos los moros”. El fascismo es una lacra venga del bando que venga.

Es tiempo de duelo, reflexión y coherencia. Que las desgracias nos sirvan para construir, no para destruir(nos). Que su odio no nos contagie. Si queremos alcanzar una paz real, debemos buscarla con herramientas diferentes a la guerra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: