El rescate nos conduce a la pobreza

Deja un comentario

13 junio, 2012 por AlbaChaparro

El gran problema económico que estamos sufriendo actualmente en España es difícil de asimilar porque detrás de las cifras parece que sólo hay números, sin darnos cuenta de que cada cifra supone un drama humano, un drama que tiene rostro y tiene historia, un drama que la desinformación viste con cifras para que no conozcamos la información humana.

El rescate europeo a la banca española se estima en 100.000 millones de euros, y aunque se intente generar la sensación satisfactoria de que ese “crédito” supondrá un balón de oxígeno para las cuentas del Estado, no somos del todo conscientes de dónde nos estamos metiendo.

100.000 millones de euros suponen el 10% del PIB. En 2011 el déficit público fue del 8,9% del PIB, y Rajoy está intentando reducirlo al 5,3%. ¿Qué quiere decir esto? Que los recortes extras en Educación y Sanidad, la subida de tasas, las subidas de IRPF, IBI y futuro IVA, la amnistía fiscal, la congelación del salario mínimo, la supresión de subvenciones y becas, la reducción del presupuesto para investigación y desarrollo, el despido barato, la autorregulación de los convenios colectivos, etc. son medidas que se han tomado para reducir el déficit público en un 3,5% del PIB, y ahora recibimos con los brazos abiertos una nueva deuda que supone el 10% del PIB (más intereses).

Lo feo de esta “ayuda” no es la ayuda en sí, sino el receptor de la misma. Por activa y por pasiva nos convencen de que el rescate no es una intervención, que simplemente sirve para sanear el sistema financiero, y justo hoy se conoce que el Banco de España sancionó a 66 directivos de cuatro entidades por “infracciones muy graves”. Es decir, estamos hipotecando nuestro futuro y el de nuestros hijos para salvar a un sector en el que prima la mala praxis y la mentira.

La cuestión que nos debemos plantear no es si recibir o no recibir 100.000 millones de euros, sino cómo se va a devolver esa cuantía. ¿Qué pasará si la banca, de repente, se da cuenta de que no es capaz de devolver ese dinero? ¿Permitiremos que los bancos se hundan dejándonos una deuda que somos incapaces de pagar, o definitivamente privatizaremos todos los sectores públicos para hacer frente a los compromisos con Europa?

El gran problema endémico de los países pobres es que, para escapar de esa pobreza, los países ricos en un acto de bondad les prestaron las cantidades de dinero “suficientes” para crecer y escapar de la pobreza, y actualmente no son capaces de crecer porque tienen demasiadas deudas e intereses que pagar a los países ricos. No digo nada y lo digo todo.

//

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: